Un blog más

Nacido básicamente de la procrastinación y del hastío. No son horas para llevar a cabo tales actos, pero quizá sí el mundo se está acostumbrando a este tipo de cosas. De todas formas, ahora mismo hay gente que se está despertando para ir al trabajo tal vez; o para ir a la universidad como yo haré mañana. No puedo negar que es muy probable que este blog nazca del miedo a terminar cosas. Proyectos, modos de vida, que no se resignan simplemente a desvanecerse como débiles tinieblas alumbradas por una linterna. Quieren seguir existiendo sin completarse porque ello significaría su muerte.

¿Pero es realmente así, no sería su fin lo mejor que podría pasarles?